Pompeya situada al lado del volcán Vesubio, sufrió una gran devastación de todo su territorio, allí se llevaba a cabo grandes desmandes contra los cristianos, los cuales eran perseguidos y crucificados.

Días antes del desastre la persecución contra ellos era el pan de cada día y los tenían listos para la crucifixión, pero el Vesubio protestaba y les echaba humo y amenazaba con erupcionar, entonces suspendían las ejecucionesporque según el Emperador sin noveleros no tiene gracia el castigo.

Los Ultimos Días en Pompeya

En las historias que allí se relata está la de un gladiador y su enamorada Elena. La hermana del Emperador se encapricha del gladiador y lo quiere conquistar, pero él no se deja, fiel a su Elena, hecho que pone de muy mal humor a la señora esta, más cuando descubre que Elena está preñada, empieza una campaña de persecución contra ellos, queriendo ver al gladiador muerto en la arena y a Elena lanzada a las serpientes, pero Dios les tiene preparado otras cosas para vivir y en el desastre es ella la que muere y Elena y su gladiador se salvan.

Pero antes de la gran catástrofe la hermana del Emperador descubre que está enamorada de uno de los guardias de su hermano y decide vivir sus últimos minutos con él, la muerte más dulce para los enamorados pero son interrumpidos por su hermano y Crasiano que llega buscando las llaves para salvara Elena, al no quererlas entregar se enfrentany deja herido al enamorado y él se va en busca de Elena que está encerrada en la cárcel con todos los prisioneros cristianos. A sangre y fuego se hace de las llaves y los libera a todos de la prisión y que cada uno corra por su vida, pues afuera ya respirar es mortal por todos los efluvios que se desprenden del volcán.

Mueren casi todos y queda para la historia la forma en que encuentran los cuerpos de los enamorados. Sin embargo, Elena y Crasiano se salvan con su hijo y esperan regresar a las tierras siendo libres.

De Pompeya ha salido varias historias y todas relacionadas con los cristianos y esclavos, en ese tiempo era muy común que los Emperadores se divirtieran con la muerte de los gladiadores y tirarle a los tigres a los cristianos. Parece que fue una época bien dura y cruel para algunos, pero a la hora del desastre no importó jerarquía ni títulos para enterrarlos bajo los escombros.

Similar Posts

Leave a Reply

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Mi Blog de Cine y TV. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. Legitimación: tu consentimiento.
Destinatarios:los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de KnownHost LLC (proveedor de hosting de Hablando de Sexo) Con domicilio en Delaware, Estados Unidos. Más información en: https://www.knownhost.com/.
Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la Política de Privacidad para mayor información.

Your email address will not be published.