Ana Hernandez vivía con su madre, dos hermanitas y su padrastro, que era más malo que Caín: asesino, ladrón y con ganas de hacerle daño a ella también, vivía golpeando a su mamá cada rato, hasta la hizo abortar cuando se dio cuenta que estaba embarazada, no quería tener hijos de ninguna mujer.

Ana conoció a Nacho, que estaba comprometido con Magdalena, chica de mala entraña, que se causó un aborto cuando descubrió que estaba embarazada de él y que aparentemente había muerto en un accidente aéreo.

Ana fue llevada a la colmena, que era una especie de reclusorio, luego de que le dispararon a su padrastro ella y su mamá. La madre quedó en el manicomio, las niñas en el orfanatorio, mientras que alguien se podía hacer cargo de ellas.

Ana entabló amistad con Maria Alejandra la hija de Guillermo Lamas, que recién había enviudado, quedando la niña en silla de ruedas y por medio del teléfono se comunicaban todos los días, luego ella entró a trabajar allí, ocultando que era la hormiga, como le decía la niña,

Rodolfo no estaba muerto, Clara la enfermera de los Lamas, le ayudó a conseguir empleo en la finca, donde conoció a Rosaura y se enamoraron, ella sin importarle que era un pobre diablo y encima luego descubrió que era un asesino, que encima la golpeaba y hacía lo que le daba la gana con ella.

A Ana la creían loca, cuando ella decía que lo veía, pues todos estaban seguros que estaba muerto. Allí, en la casa de Guillermo, Ana de enamoró de él en secreto, mientras que él seguía con su compromiso con Magdalena, hasta que se dio cuenta que también estaba enamorado de Ana, pero le daba miedo pues la diferencia de edades era mucha, él cumplió 46, mientras ella apenas cumplía los 18, pero eso al fin no importó para darle rienda suelta a sus sentimientos, pero Magdalena no se iba a quedar tranquila y empezó a inventar una cantidad de cosas como que estaba embarazada de él, pero su mentira fue desmontada por la mamá de Nacho que sabía que no era cierto, que ella no podía quedar embarazada, ya que luego del aborto quedó estéril, luego al ver que esto no le dio resultado se alió con Rodolfo para hacerle creer a Guillermo que ellos se entendía, tendiéndole una trampa, donde Ana cayó redondita y Guillermo vio lo que creyó ver, no queriendo volver a ver a Ana y dando la orden de que no la dejaran entrar a su casa de nuevo.

Luego entró en una depresión que casi se muere, yéndose con su hija para alguna parte, donde nadie sabía, pero Magdalena se dio a la tarea de localizarlo y convencerlo para que volviera con ella y él todo despechado aceptó, estando a punto de casarse con ella, pero a último minuto su amiga íntima y una de sus cómplices la delataron delante de Guillermo, que la dejó plantada la pie del altar, yendo rápido a rescatar a Ana, que ya estaba a punto de profesar para monja, llegó allí.

Luego se casó con ella y todos quedaron felices, pero antes de que todo esto pasara, apareció de nuevo Nacho que no había muerto en el accidente sino que había perdido la memoria y no podía hablar, por casualidad vio salir a Ana de la colmena y se volvió a enamorar de ella. Ana no se explicaba cómo se parecía tanto a Nacho y comenzó a hablarcon él por señas, cuando él le preguntaba su nombre ella no se lo decía y el último día que se vieron él recordó su nombre y al querer ir detrás de ella, no vio un coche que lo atropello, muriendo en brazos de Ana, pero feliz de ver su sonrisa por última vez.

A Rodolfo lo cogió la policía y lo metieron a la cárcel, fue denunciado por Rosaura que no quería a este tipo por fuera por temor a que la golpeara y le hiciera perder a su hijo, quedando allí bien guardadito, mientras que ella quedaba con el hombre que toda la vida estuvo enamorada de ella.

Alguna vez tendremos alas fue una telenovela mexicana producción de Florinda Meza para Televisa en el año 1997. Adaptación realizada por la misma productora junto a Carlos Daniel de la telenovela argentina 0597 da ocupado original de Alberto Migré que se transmitió en 1950 por Teleteatro, y que había tenido ya una versión televisiva entre 1990-1991, en Argentina, con el título de Una voz en el teléfono.Alguna vez tendremos alas

Fue protagonizada por Humberto Zurita, Kate del Castillo, con la colaboración coestelar de Cynthia Klitbo y la participacion antagonica de Eugenia Cauduro quien interpretó a la villana principal de la historia, esto le valió a Eugenia Cauduro el premio de Mejor actriz antagónica en los premios TVyNovelas de 1998. La telenovela se convirtió en un éxito en audiencias pero más en las críticas recibidas, haciendo notar un excelente trabajo de producción y conmovedoras actuaciones de sus protagonistas.

Esta telenovela ofreció un nuevo contraste de la vida de miseria y pobreza que se desarrolla en barrios pobres llenos de criminales y delincuentes.

Alguna vez tendremos alas

Elenco

Kate del Castillo – Ana Hernández López
Humberto Zurita – Guillermo Lamas
Eugenia Cauduro – Magdalena Arredón Mejía
Cynthia Klitbo – Rosaura Ontiveros
Alberto Estrella – Rodolfo Sánchez “El Gato”/Mario García Suárez
Óscar Bonfiglio – Padre Miguel
Édgar Vivar – Sebastián Medina
Silvia Mariscal – Silvia de Nájera
Margarita Isabel – Verónica del Olmo
David Ostrosky – Dr. Ricardo Aguilera
Raúl Buenfil – Gregorio Luque
Ana Karla Kegel – Alejandra Lamas Ontiveros
Elena Paola Kegel – Alejandra Lamas Ontiveros
René Strickler – Nacho Nájera/Domingo

Similar Posts

Leave a Reply

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Diana Garcés como responsable de Mi Blog de Cine y TV. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. Legitimación: tu consentimiento.
Destinatarios:los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de KnownHost LLC (proveedor de hosting de Hablando de Sexo) Con domicilio en Delaware, Estados Unidos. Más información en: https://www.knownhost.com/.
Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la Política de Privacidad para mayor información.

Your email address will not be published.