El excéntrico mundo de Bryan Fuller

Cuando el interés en la segunda temporada de "Héroes" empezó a decaer, los fans encontraron una posible razón para ello en la marcha de Bryan Fuller, que se había encargado de desarrollar el personaje de la animadora Claire y que había escrito "Company man", para algunos el mejor episodio no sólo de la primera entrega, sino de toda la serie. Fuller había dejado a las personas con habilidades especiales de Tim Kring para probar de nuevo suerte creando sus propias series, en este caso con "Pushing daisies", y cuando ésta fue cancelada, y se anunció que regresaría para la cuarta temporada, hubo quienes pensaron que "Héroes" podía remontar. Los problemas de esa serie eran más profundos para que la vuelta de un guionista fuera la panacea, pero esto nos sirve para introducir un poco la figura de este peculiar tipo, alguien que comenzó en Hollywood escribiendo para "Star Trek: Deep Space 9" y "Star Trek: Voyager" y que ahora tiene a la crítica a sus pies gracias a "Hannibal".

Esta serie es una aplicación al terror y lo macabro de todo su peculiar mundo, porque lo que no puede negarse es que Fuller posee un punto de vista muy personal. Sus series suelen poseer todas un estilo visual muy característico (incluso la fallida "Mockingbird Lane", de la que sólo se vio el piloto), y en ellas es habitual que se mezclen dramas familiares de toda clase y condición con toques de humor, a veces bastante negro, con planos bastante imaginativos para estar en televisión y con cierto interés por la muerte y, más en concreto, por las consecuencias que provoca en quienes siguien vivos. Tres de las creaciones de Fuller, de hecho, giran de un modo bastante central alrededor de la muerte. En "Tan muertos como yo", sus protagonistas se encargaban de recolectar las almas de los que iban a morir y las escoltaban en su paso al más allá; en "Pushing daisies", Ned tenía la habilidad de resucitar a cualquiera con sólo tocarlo, y de matarlos definitivamente si los tocaba por segunda vez, y en "Hannibal" se mete directamente en terreno de asesinos en serie cuyos crímenes a veces parecen más instalaciones artísticas de Damien Hirst.

Acercarse a  la primera serie que creó es de lo más curioso, porque ahí están ya todas las semillas de las características comunes a todos sus trabajos. Dicha serie era "Wonderfalls", y probablemente sea la más peculiar y "marciana", si queréis, de todas. Apenas duró cuatro episodios en la midseason de 2003/04 en Fox, y acabó ganándose cierto estatus de culto cuando salió editada en DVD, después de mucha campaña de sus pocos pero ruidosos fans. La serie está ambientada en las cataratas del Niágara y, en concreto, en una tienda de souvenirs en la que trabaja Jaye. una veinteañera licenciada en Filosofía por la prestigiosa universidad de Brown, pero que está en un momento de su vida más bien apático y cínico, más cerca de aquel "preferiría no hacerlo" de "Bartleby, el escribiente". Alrededor de Jaye se mueven su familia, su jefe en la tienda, sus amigos del bar cercano y, oh sí, las estatuas y peluches de animales de la tienda, que le hablan y le convencen para que ayude a otras personas.

Si suena "raro" es porque lo es, y porque el tono de "Wonderfalls", más cercano a "Pushing daisies" pero sin canciones ni romanticismo, es bastante excéntrico. No obstante, superada la primera toma de contacto, resulta una serie divertida anclada en una estupenda interpretación de Caroline Dhavernas, con la que Fuller ha vuelto a contar enh "Hannibal". Ella da vida a Jaye en todo su cinismo, su inseguridad, su inteligencia, su incredulidad cuando las cosas empiezan a hablarle y también en su humanidad. Es un personaje que puede resultar complicado porque su personalidad no es sencilla, pero tarda muy poco en convertirse en alguien del que queremos saber más cosas, queremos saber si finalmente averiguará qué hacer con su vida. Sólo son trece episodios, pero quizás por eso "Wonderfalls" es de esas series canceladas que se ha ganado más fans años después de su "muerte".

Cinco razones para ver ‘Orphan Black’

orphanblack_razones

Mañana por la noche, BBC America estrena en Estados Unidos la segunda temporada de ‘Orphan Black’, thriller de ciencia ficción que terminó convertido en una de las revelaciones del año, y además una de las más inesperadas en cuanto al recibimiento crítico que ha tenido. Creada por Graeme Manson y John Fawcett, aquellos diez primeros capítulos seguían a Sarah Manning, una joven con una vida bastante complicada, que una noche ve cómo otra mujer se tira al tren. Lo peculiar es que esa mujer era físicamente idéntica a ella, así que Sarah decide suplantar su identidad para intentar dar un vuelco a su vida. Por supuesto, lo único que consigue así es involucrarse en una extraña trama que la supera por completo, y que la lleva a preguntarse quién es ella realmente.

¿Qué tiene ‘Orphan Black’ para haber ido covenciendo poco a poco a los críticos, algunos de los cuales terminaron incluyéndola en sus listas de lo mejor de 2013? ¿Por qué ha reunido a su alrededor a un grupo muy fiel de fans muy activo en las redes sociales, sobre todo en Tumblr? De cara a ese estreno de la segunda temporada, vamos a ofrecer algunas de las razones que, a nuestro juicio, convierten a la serie en una de las más entretenidas e interesantes que se emiten actualmente en Estados Unidos.

Serie de noticias: Televisión y Cine: Viernes 18/04/2014


- TELEVISIÓN -

- ORANGE IS THE NEW BLACK: Trailer de la segunda temporada de la serie de Netflix protagonizada por Taylor Schilling, que se emitirá el Viernes 6 de Junio.  Además un vídeo del reparto hablando de los nuevos capítulos.  Fuente: Entertainment Weekly.






- CW: Beauty and the Beast regresará con su segunda temporada el Lunes, 2 de Junio, y la cadena estrenará dos nuevas comedias Backpackers que se emitió como webserie y se va a adaptar como formato de media hora, sobre dos mochileros en Europa, y Seed sobre un donante de esperma, el resto de estrenos y comienzos de la cadena para el verano en el enlace.  Fuente: TV Guide.

- AUDIENCIAS TV EEUU, MIÉRCOLES 16/04 -  Fuente: TV by the Numbers.

- Todos los estrenos, regresos, comienzos y finales de series y programas, en mi calendario.

- CINE -

- OSCARS: La próxima ceremonia de entrega de galardones se celebrará el Domingo, 22 de Febrero de 2015.  Fuente: SlashFilm.

- JERSEY BOYS: Trailer de la película dirigida por Clint Eastwood adaptación del musical homónimo ganador de un Tony sobre la formación del grupo "Four Seasons".  Fuente: SlashFilm.




- THE CAPTIVE: Trailer de la película dirigida por Atom Egoyan y protagonizada por Ryan Reynolds y Mireille Enos, sobre como afecta un secuestro a la gente involucrada.  Fuente: SlashFilm.




- THE ROVER: Trailer de la película dirigida por David Michod y protagonizada por Guy Pearce y Robert Pattinson, sobre un solitario en un mundo post apocalíptico buscando a la banda que robó su coche.  Fuente: Entertainment Weekly.

Los que llegaron detrás de ‘Betas’

Se supone que HBO debe ser un canal transgresor, que ofrezca contenidos que no podamos encontrar en otras plataformas. Ese era su origen y, mientras que hoy en día hay otras cadenas con el mismo propósito (Showtime, Netflix, AMC y hasta FX), tiene que serle fiel. No sé, por lo tanto, qué error de cálculo hizo que encargasen la serie ‘Silicon Valley’ para abril de 2014. Más que nada porque en enero ya vimos una serie muy pero que muy parecida llamada ‘Betas’.

No puedo verificar qué proyecto empezó a correr antes. Puede que Amazon, los precursores de ‘Betas’, se subieran al carro a posteriori o no, pero ellos ya habían rodado el episodio piloto hace un año, con lo cual cuesta de creer. Lo que no me extrañaría es que los embriones de ambas series surgieran a la vez, cuando ‘La Red Social’ entusiasmó a la crítica y luego se consolidó cuando Steve Jobs se convirtió en el ídolo de masas que es hoy en día (redefine el concepto de imagen de marca y la imagen demuestra que van por aquí los tiros). El boom de las aplicaciones forma parte de nuestro día a día y encima tiene una ventaja: son un mundo poco conocido para el espectador medio.

Puede que ‘Betas’ pasara muy desapercibida en Estados Unidos y esto ayudará a ‘Silicon Valley’ a pasar como una propuesta muy original, pero yo sí me vi la obra de Amazon y la verdad es que la disfruté bastante. Y se parecen mucho. Los puntos de partida son los mismos: dos tipos con ideas potentes, curtidos en el mundo de las factorías de ideas de Palo Alto, rodeados de un grupo de amigos de aptitudes sociales dudosas y que podrían tener entre manos una idea multimillonaria (la de ‘Betas’ es una carrera de fondo, en ‘Silicon’ tienen directamente un bombazo). Son dos ideas muy similares para estrenarse en un mismo año, por más matices que tenga una y otra.

Pero si hay que analizar el proyecto de HBO por lo que es, sin tener en cuenta que tiene un döppleganger en una plataforma de contenidos como Amazon (que curiosamente tiene una sede en esa región), puede decirse que es una comedia correcta. Está escrita por Mike Judge (‘Beavis and Butthead’) y tiene un sentido del humor más evidente que otras ficciones de HBO. Evidentemente no es ‘2 Broke Girls’ pero es más cómica que las comedias dramáticas ‘Girls’ o ‘Looking’, para poner dos ejemplos actuales.

Lo interesante, como ocurría con ‘Betas’, es la presentación de ese mundo y cómo funcionan estas pequeñas empresas que podrían tener negocios-bombazo entre manos. La cara amable (de momento) de ‘La Red Social’. Pero necesito que pasen más de dos episodios para opinar respecto los personajes porque (de momento) el protagonista parece una parodia sacada de ‘The Big Bang Theory’ y no un hombre de carne y hueso. Está claro que Thomas Middleditch hace exactamente lo que le dicen, pero no sé hasta qué punto es demasiado y funciona mejor cuando parece capaz de articular ideas inteligentes. Se supone que es un genio, con lo cual tampoco es descabellado.

Y (de momento) también hay que esperar para decir quien gana, si ‘Betas’ o ‘Silicon Valley’. Pero la ventaja de la serie de Amazon es que era cero pretenciosa y, a pesar de sus defectos, fue muy fresca. La ventaja de ser la primera, de ser la original. Y ‘Silicon Valley’ debe desmarcarse un poquito, andar por otros lugares comunes de este universo tan poco explorado. Así dejaré de pensar que en cualquier momento pueden chocar por la calle (o en una reunión de inversores) con los chicos de ‘Betas’, que también resultaban más simpáticos.

Historia de un innombrable nº3



Sabemos que la innombrabilidad ya no es lo que era, y el karma ha dado un merecido descanso a nº1, nº2 y a sus respectivos agentes. Pero la mala suerte debe perseguir a otro actor, y eran muchos los candidatos, aunque la historia de este, bueno la desgracia, es insuperable.

Con el descubrimos que la innombrabilidad no es, ni mucho menos, eterna. También que va por rachas y que se puede comenzar una carrera con éxitos de taquilla y reconocimiento del público y sumirse en la más absoluta miseria cinematográfica-televisiva como el que no quiere la cosa.


Él era un actor de cine de gran renombre, porque no vamos a decirlo, debutó en The Postman Always Rings Twice y consiguió un éxito tremendo con Robin Hood e Interview With the Vampire, pero es a mediados de los 90 cuando las películas en las que aparece empiezan a no recaudar suficiente dinero en taquilla, a ser auténticos fracasos y a alejar a este señor de la agenda de productores y directores. Sin embargo, decide pasarse a la televisión tras una anodina década en la que sus papeles cinematográficos no dan más de sí.



Sus incursiones en Tv empiezan coqueteando con diversas apariciones estelares y episódicas que no van más allá de tres o cuatro episodios, pero es en 2008 cuando por fin se atreve a ser el protagonista principal de una serie de TV. Una serie que sólo con su título podría retratar el devenir de su vida, algo premonitorio, My Own Worst Enemy. Los productores pensaron que era imposible que algo saliera mal. Tenían a una estrella de Hollywood que iba a interpretar un personaje con un chip en el cerebro y dos personalidades, una cadena (la NBC) en búsqueda de una producción potente y una promoción brutal. Bueno, los productores se equivocaron, la NBC se equivocó y el innombrable nº3 también. 9 episodios y 4 millones de espectadores.

Tan solo un año más tarde, el innombrable se embarcó en una producción de ABC llamada The Forgotten, otro canto de cisne al destino de su carrera. Aquí daba vida a un detective privado caído en desgracia, olvidado, incluso por su audiencia, que tan sólo le apoyó en 15 episodios, siendo cancelada en marzo de 2010.


No hay dos sin tres, y en abril de 2011 estrenaba Breaking In en la FOX, una serie en la que daba vida a un ladrón de alta tecnología que debía colarse previo encargo en difíciles complejos para probar su seguridad. Fue estrenada tras American Idol y tras 7 episodios fue cancelada en mayo de 2011 con una series finale que tan solo atrajo a 3 millones de seguidores. No obstante y en un rarísimo movimiento, la FOX decidió en el mes de agosto renovar la serie por una segunda temporada, movimiento que dejaba respirar al que trae los malos augurios. 13 episodios más se rodaron, de los que sólo 5 se emitieron en FOX, que la fulminó permanentemente de la parrilla. Sólo en Portugal han tenido el honor de ver los 20 episodios que componen la serie. Quizá la innombrabilidad también entiende de regiones geográficas. Alabama sí, Madeira no. 



En 2011 aparece en la última temporada de Entourage, cuando su gafe ya nada puede hacer, y colabora en un episodio de Out There, serie que solo dura 10 emisiones.

Cualquier otro innombrable en su sano juicio con 3 series seguidas fracasando estrepitosamente y con sus últimas diez películas con recaudaciones irrisorias se habría ido a su casa a llorar o hubiera comenzado una exitosa carrera en el algarve portugués, pero sin embargo él todavía creía en sus posibilidades y estrena este mismo mes de Febrero otra maravilla incomprendida de la televisión americana, Mind Games.

Como veis, el innombrable escoge a conciencia los títulos de las series en las que trabaja y en este caso fue ABC la que se jugó las habichuelas de nuevo para intentar reflotar la carrera de nº3. Debieron pensar que si lo habían hecho una vez con el nº1 y Castle, bien podrían volverlo a conseguir. Nada más lejos de la realidad,se quedó con 5 episodios y un mes en emisión que solo enganchó a dos millones de americanos, que fueron los únicos que quisieron ver al actor convertido en un ex presidiario con problemas. 

Y ese es el resumen televisivo de un innombrable que todavía puede dar mucho juego, 4 fracasos en 5 años es un porcentaje altísimo. Ha sido su peor enemigo con un chip en la cabeza, un ladrón olvidado por la audiencia, un ladrón que no logró entrar en las casas de los espectadores y un ex convicto al que no se le perdonan sus crímenes. La TV es dura, y la innombrabilidad alargada.