El Presidente y Miss Wade

The American President o El Presidente y Miss Wade (nombre dado en España), es una película de 1995, que con diálogos muy ingeniosos, provocativos y unas muy buenas interpretaciones por parte de su elenco protagónico y actores secundarios, nos entretienen una hora y algo más. Yo la he visto y he vuelto a ver una y otra vez cada que la repiten por televisión y déjenme decirles que aquí en España la dan siquiera una vez al mes, así que últimamente la he visto bastante y es por ello que me he animado a escribir sobre ella. La película es muy buena, a mi me gusta y cada vez que la veo encuentro algo nuevo para comentar, reflexionar o simplemente porque antes no lo había notado y me encanta. Según he leído en base a esta película se creó la serie de televisión The West Wing, que tan cierto será este rumor cibernético, ni idea, pues oficialmente no encontré nada, además es una serie que aún no veo y que se acabo en el 2006, pero que estoy segura veré pronto porque he visto excelentes críticas sobre ella y si es tan buena como esta película valdrá la pena echarle un vistazo.

Ahora bien, de que trata la película, obviamente de un Presidente y su dama, pero esta vez no es la primera dama, sino una mujer que conoce a punto de iniciar el año de reelección, así que ya saben donde vendrá el problema. Les contaré un poco la historia: Andrew Shepherd (Michael Douglas) es el hombre más poderoso de América un demócrata, viudo y con una hija adolescente. Él tiene un gran equipo de trabajo, que siempre está pendiente de sus pasos y de mantener su imagen limpia, compuesto por el Jefe de Gabinete y mejor amigo; AJ (Martin Sheen), su Asesor de Política Doméstica; Leon Kodak (David Paymer), el Encargado de Encuestas; Lewis Rothschild (Michael J. Fox), la Secretaria de Prensa; Robin McCall (Anna Deavere Smith) y su Ayudante Personal; Janie Basdin (Samantha Mathis). Andrew es un buen hombre, solo que tiene un trabajo de mucha presión y responsabilidad y gracias a ello no tiene tiempo para mujeres o no ha encontrado la apropiada.

Sydney Ellen Wade (Annette Bening) es una abogada y estratega política profesional que es contratada por una empresa llamada Global Defense Council (GDC) que tiene a su cargo un gran grupo ecologista, así que el primer día de trabajo, el equipo de la GDC tiene una entrevista con el Jefe de Gabinete en la Casa Blanca, Sydney decide ir allí con su compañera Susan Sloan (Wendie Malick), quién no ve muy bien que ella trabaje en este proyecto. La idea de la reunión es negociar el porcentaje del proyecto de ley que pretende lograr un 20% de reducción de emisiones tóxicas promovido obviamente por la GDC. Mientras están allí, Sydney empieza una discusión con AJ (más bien un monologo) y critica el trabajo del Presidente, pero en ese momento el aparece y la escucha sin interrumpirla, quedando fascinado, así que le propone un trato para apoyar el proyecto, cosa que ella acepta entusiasmada. Él cree que nunca va a lograr reunir los votos que necesita y ella está convencida de poder lograrlo.

Esa misma noche él decide llamarla para invitarla a una cena en la Casa Blanca con el nuevo Presidente de Francia, su Jefe de Gabinete no está de acuerdo que en este año de elecciones se ponga a tontear con mujeres, pero como amigo ve el ánimo de Andrew y lo apoya, pues desde que perdió a su esposa, hace más de tres años, no sale con ninguna mujer, así que la llamada, pero ella no cree que sea él y piensa que es una broma de un amigo y mete las patas de nuevo, hasta que él logra hacerle entender que sí es él y ella algo apenada, pero sobre todo sorprendida acepta la invitación a la cena. Esta puede ser la escena más chistosa de la película, pues en dos ocasiones el mismo día ella logra ofende al hombre que empieza a interesarse en ella y que resulta ser nada más y nada menos que el Presidente de Estados Unidos.

Tras la cena, todos los medios están intrigados por ella y empiezan los chismes, comentarios y especulaciones, entonces, el popular Senador republicano Bob Rumson (Richard Dreyfuss) decide atacar al Presidente, quién empieza una relación son Sydney, pues está convencido que su vida privada no tiene por qué afectar su trabajo, pero al parecer la caída de su popularidad dice lo contrario, pues Bod empieza a argumentar que la nueva relación del Presidente atenta contra los valores familiares y pone en peligro la seguridad nacional, algo que no es cierto pues Lucy, la hija del Presidente, está feliz con Sydney y con la relación que tiene con su padre, pero estos chismes hacen que empiece a tambalear su posibilidad de reelección y también la relación que tienen ambos, pues Andrew se niega a que la Casa Blanca tenga una posición sobre su vida privada y decide no responder ninguno de los ataques de Bob.

Sydney sigue trabajando con ahínco y dedicación para conseguir los votos para promover el proyecto de la GDC, mientras en la Casa Blanca están buscando votos para un proyecto de ley que busca luchar contra la delincuencia, que es la carta de presentación del partido conservador vinculados a los intereses de las grandes industrias contaminantes, quienes como pueden ver se siente amenazados con la posibilidad de vetarles el 20% según el proyecto de la GDC. Ambos proyectos se encuentran a pocos votos de pasar el Senado, pero para poder vivir uno hay que acabar con el otro y el Presidente a la final decide darle la espalda a los ambientalistas y promover su propio proyecto, esto enfurece a Sydney, pues creía en la palabra de Andrew, quién al ver la baja de su popularidad en los últimos meses y por la misma presión de su equipo, decide darle la espalda a este proyecto para salvar su culo (como dice ella).

Sin embargo, después de la pelea que tiene con ella, él decide cambiar el discurso que tiene que hacer sobre el estado de la Nación y así recomponer lo que ha hecho y responder al ataque constante que su oposición ha estado haciendo contra él, su trabajo y su relación con Sydney, así que empieza el discurso diciendo:

“En el último par de meses el Senador Rumson ha sugerido que ser Presidente de este país tiene bastante que ver con los valores personales, a pesar de sus ataques contra mi, nunca he querido responder, llevo en el cargo tres años y tres días y puedo decirles sin ninguna duda que ser Presidente de este país tiene todo que ver con los valores personales………

América no es un país fácil. América es una sociedad con una ciudadanía muy avanzada y hay que quererla mucho porque te va a plantar cara. Te va a decir: ¿quieres libertad de expresión? Veamos si aceptas a un hombre cuyas palabras te revuelven la sangre, un hombre que está en el centro del escenario defendiendo a autentica voz en grito aquello a lo que tú te has opuesto también a voz en grito durante toda tu vida. ¿Afirmas que esta es la tierra de la libertad? Pues elsímbolo de este país no puede limitarse a una bandera. El símbolo tendrá que ser también uno cualquiera de sus ciudadanos, ejerciendo su derecho a poder quemar esa bandera como protesta. Demostradme eso, defended eso y celebrad eso en las escuelas y entonces podréis levantaros y cantar a la tierra de la libertad.

Hace años que conozco a Bob Rumson y siempre había estado convencido de que la razón por la que Bob dedica tanto tiempo y energía a poner el grito en el cielo era porque no tenía nada que ofrecer, me equivocaba, el problema de Bob no es que no tenga nada que ofrecer, el problema de Bob es que no sabe convencer. Tenemos problemas serios que resolver y necesitamos personas serias para resolverlos y sea cual sea su problema particular yo les prometo que Bob Rumson no tiene el más mínimo interés en resolverlo a él solo le interesan dos cosas solamente, hacer que el problema les asuste y decirles a quién culpar de ello, así señoras y señores se ganan las elecciones….”

El discurso continúa y con un emotivo mensaje el Presidente recupera a su chica y queda como un héroe y un caballero y todos los que no lo apoyaban lo vuelven a apoyar, tanto medios, como congresista, senadores y obviamente su equipo de trabajo que siempre estuvo con él, pero que estaban perdiendo la fe.

La película vale la pena verla creo que si gustas del juego político y de diálogos interesantes puedes disfrutarla, yo que entiendo tan poco de lo primero me divierto mucho viéndola y como les dije antes, siempre aprendo algo nuevo.

Título original: The American President
Director: Rob Reiner
Año: 1995
Intérpretes: Annette Bening, Michael J. Fox, Michael Douglas, David Paymer, Samantha Mathis, Anna Deavere Smith, Martin Sheen

Para ver la película en línea hacer clic aquí.

Síguenos:

Diana Garcés

Disfruto mucho viendo series de televisión algunas para verlas detenidamente y otras solo para pasar el momento o que te acompañe mientras haces una actividad mécanica. También me gusta ir a cine y ver películas en casa, así mismo me gustan los realities, los documentales de viajes y los concursos y desde luego disfruto de un buen libro cada semana o a veces cada día :)
Síguenos:

Latest posts by Diana Garcés (see all)

Tal vez te interese:

Déjanos saber tu opinión:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

No Trackbacks.